Las intuiciones

Glenn Doman, a la derecha, junto al Dr. Raymundo Veras, en el -¦60

Desde 1955,  cuando abrieron Los Institutos, siguiendo su instinto y la experiencia acumulada  hasta entonces al lado de Temple Fay para iniciar tratamientos absolutamente revolucionarios, Glenn Doman encontró  la manera de colaborar con personajes igualmente eclécticos y valientes, como Linus Pauling, Raymond Dart, Raymundo Veras y con todos los centenares de miembros del equipo de Los Institutos que se han incorporado en sus varias sedes en el mundo.

Hoy los métodos desarrollados por Los Institutos para el Logro del Potencial Humano, para ayudar personas sanas o con lesión cerebral, son utilizados en todas partes, incluso por quien aquellos que no consideraban válidos los programas que lograron el éxito con miles de personas. Al principio los conceptos expresados por Glen Doman y por su equipo eran apabullantes.

En palabras de Glenn Doman.

“¿Qué nos creíamos? Si hoy nuestras teorías parecen tan simples como obvias, solo puedo decir que en 1957 a pocos les parecían así.

 Nosotros pensábamos:

 a)    Que la lesión cerebral reside en el cerebro. (Ésta ha sido , simplemente, nuestra creencia más arraigada)

b)    Que dado que el cerebro controla todas las funciones humanas, si está lesionado gravemente, los síntomas de la lesión se evidencian en cada zona del cuerpo.

c)     Que el tratamiento de los síntomas que se manifiestan en ojos, orejas, tórax, brazos piernas y en cualquier otra parte del cuerpo, no alteran la lesión cerebral que los origina.

d)   Que si pudiéramos atacar con éxito el problema en el cerebro mismo en vez de los síntomas nada más, éstos desaparecerían espontáneamente.

e)    Que existían médicos para dirigir tratamiento al mismo cerebro.

 Así que se debe considerar como principio fundamental, que cuando una lesión existe en los confines del cerebro, para que el tratamiento de la misma sea exitoso, debe ser dirigido al cerebro, donde se encuentra la causa, más que a la zona periférica donde se reflejan los síntomas.

Nada ha cambiado en este principio desde 1957.

Ni cambia ahora.”

Glenn Doman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s