La exitosa historia de Melvin da esperanza a los niños con lesión cerebral

Por Janet Doman
 

Después del nacimiento de Melvin, él parecía desarrollarse correctamnte y sus padres pensaban que todo estaba bien. Sin embargo, cuando cumplió cinco meses, se enfermó gravemente de gripa y vomitaba tanto que perdió poco menos de un kilogramo de peso. Posteriormente se enfermó de

Melvin no podía moverse sobre el suelo

amigdalitis, así que durante los siguientes dos meses, estuvo muy enfermo y dormía casi todo el tiempo. A los 7 meses de edad, tenía dificultad para moverse y para sostener la cabeza.

A los 9 meses, cuando una enfermera le hizo algunas pruebas, fue evidente que algo no iba bien: no respondía a sonidos como debería hacerlo, no mostraba interés en los juguetes y presentaba un estrabismo severo. Eventualmente, los doctores pudieron confirmar por medio de una resonancia magnética que tenía daño cerebral.
Melvin no podía gatear ni reptar, pero los médicos dijeron a sus padres que esperaran.
Melvin era un niño feliz, pero estaba claro para sus padres que algo no estaba bien.
Los doctores le dijeron a los padres de Melvin que no podían predecir cómo sería su situación y le aconsejaron “esperar y ver.” Sus padres no querían esperar e inmediatamente buscaron respuestas en Internet, así descubrieron los Institutos para el Desarrollo del Potencial Humano y el libro de Glenn Doman ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral?

Melvin tenía 22 meses y podía mover sus brazos y piernas, pero no podía avanzar o gatear. Después de leer el libro, sus padres hicieron un piso inclinado y estaban tan felices por el rápido avance de Melvin al gatear, que decidieron viajar a Filadelfia y asistir al curso ¿Qué hacer por tu hijo con lesión cerebral? Estaban inspirados y regresaron a los Institutos en Italia algunos meses después para que Melvin fuera evaluado por el equipo de los Institutos y para recibir un programa de casa.
Para ver a Melvin gatear, mira este video:
 
Al usar el piso inclinado, Melvin aprendió a gatear sobre su abdomen y aprendió a hacerlo sobre el piso inclinado, pero también fuera de él. Este fue el inicio de un increíble viaje a la movilidad absoluta. Melvin absorbió la información dada y le fascinó cada segundo de su tiempo de aprendizaje con mamá.

Sus padres también comenzaron un Programa de Inteligencia para ayudar a

Melvin disfrutó mucho aprender a leer

Melvin en su desarrollo intelectual. Usando el programa de lectura de los Institutos, comenzaron a enseñarle a leer y le encantó. En retrospectiva, sus padres dicen”Aprendió a leer cuando tenía dos años y medio ¿cuántos niños pueden hacer eso a esa edad? ¡Ni siquiera nuestros otros hijos pudieron!”

Melvin disfrutó mucho aprender a leer
Los padres comenzaron un Programa Nutricional de acuerdo a las recomendaciones de los Institutos y sus problemas digestivos desaparecieron y su salud mejoró.

Su madre comenzó a enseñarle Bits de Inteligencia para ofrecerle

Su mamá planeaba sesiones de enseñanza rápidas y divertidas

conocimientos enciclopédicos de todo el mundo. Le enseñó acerca de muchas materias, especialmente de los temas que a él más le gustaban. Rápidamente absorbió la información que se le daba y disfrutó cada segundo del tiempo de aprendizaje con su mamá.

 

Sus padres también usaron el libro Cómo enseñar matemáticas a tu bebé para comenzar a enseñar a Melvin el lenguaje matemático y lo hacía con rapidez. Pronto, estaba aprendiendo temas de matemáticas avanzadas.
Melvin está aprendiendo de fracciones.
Este Programa de Inteligencia fue una gran motivación para que Melvin comenzara a moverse. Sus padres lo entrenaron para moverse varios metros diarios gateando en el piso plano, hasta que inició a reptar sobre sus manos y rodillas. Melvin ya gateaba y reptaba.
A Melvin le fascinaba gatear.
Melvin empezó a aprender a caminar bajo un pasamanos y logró recorrer cientos de metros diariamente bajo éste. Sus padres siempre estuvieron ahí a su lado, entrenándolo y animándolo.
El pasamanos fue la clave para que Melvin empezara a caminar.
Después de mucho trabajo, Melvin aprendió a caminar de forma totalmente independiente. Melvin se sentía orgulloso y también sus padres; ellos escribieron: “¡Melvin hizo que sucediera! Sin la inspiración y el conocimiento de los Institutos, esto nunca hubiera sucedido!”
Mira el increíble viaje de Melvin de la inmovilidad a caminar:
 


Ahora Melvin camina independientemente y está por encima del nivel

Un gran equipo: Evidencia de que la familia es la respuesta cuando un niño necesita ayuda.

intelectual de su edad. Al mirar el progreso de Melvin, su madre escribe: “La comprensión de Melvin está por encima del nivel de su edad, lee libros y trabaja en matemáticas como cualquier niño de 10 años. Es capaz de seguir instrucciones y responde a preguntas más rápido.” Actualmente Melvin se mueve por todas partes y su nivel intelectual está por encima del nivel debido al trabajo duro de sus padres y hermanos mayores quienes trabajan día a día para ayudarlo a alcanzar todo su potencial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s