Cuatro mitos sobre los bebés

Por Janet Doman

 

1. Los bebés tienen cortos periodos de atención
Los bebés tienen una atención, interés y entusiasmo destacados para cada cosa alrededor de su ambiente. Atienden 10 cosas a la vez en lugar de enfocarse en una sola tal como lo hacemos los adultos y esta es una razón por la que aprenden rápidamente. Tal vez no atiendan a lo que nosotros queremos y eso puede frustrarnos, entonces, sería mejor que averiguáramos lo que le interesa al bebé y entonces atender ese interés.
2. Los bebés no pueden hablar
Un bebé trata de comunicarse casi todo el tiempo y no le es fácil ya que aún no puede emitir sonidos que nosotros los adultos entendemos como palabras. Como resultado, asumimos que los sonidos que emite carecen de significado. Los sonidos que un bebé hace no son como lenguaje: son lenguaje, pues todo sonido es un lenguaje. Un bebé no está desperdiciando su aliento, siempre escúchalo y espera por una respuesta, siempre aceptando que el bebé decidirá si responde o no, pues es su elección; responde a lo que dice, es vital que el bebé sepa que su madre sabe que está hablando.

3. El aprendizaje comienza en la escuela

El aprendizaje comienza al nacer o incluso antes. El cerebro crece aceleradamente entre la concepción y los seis años. Aprender es de hecho una función inversa de la edad. Entre más joven sea el bebé, más rápido aprenderá. En cierto sentido, el cerebro literalmente crece gracias al uso, tal como el bíceps crece al usarlo. De hecho, el cerebro es el único contenedor que tiene la característica de que entre más se ponga en él, más podrá contener.
Si al bebé se le brinda estimulación visual, auditiva y táctil incrementando la frecuencia, intensidad y duración y reforzando la movilidad, lenguaje y competencia manual, se desarrollará  rápidamente en cada área. Lo anterior incrementará tanto su comprensión general del mundo que lo rodea como su interacción con su familia. Su felicidad, salud y bienestar general son también significativamente mejorados por la estimulación y la oportunidad.

4. Los padres son el problema.

Los padres son la respuesta, no el problema. La paternidad y maternidad son las profesiones más importantes en el mundo; la madre es la mejor maestra que su hijo podrá tener jamás. Los padres conocen a su propio hijo mejor que nadie más y no deberían jamás comprometerse en hacer algo que no comprenden o con lo que no están de acuerdo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s